Defecto en desarrollo de su cerebro generó protuberancia en su nariz. Hoy tiene 2 años y es perfecto

Forex, Videos, Acordes, Dieta, Hosting, Letras, MP3, Musica

El pequeño, que hoy tiene casi dos años de edad, ha tenido que lidiar con crueles comentarios por parte de extraños.

Rompiendo con todo pronóstico médico, Ollie Trezise logró sobrevivir al interior del vientre de su madre y hoy a los casi dos años vive sin complicaciones médicos. De manera inédita, un defecto en el crecimiento de su cerebro provocó que éste creciera a través de agujero, lo que desencadenó que el pequeño naciera con una nariz abultada, muy similar a la de Pinocho, a raíz de lo cual debió ser operado en múltiples ocasiones para asegurar una adecuada respiración

Con el transcurso del tiempo y de la misma forma en que el pequeño Ollie creció, lo hizo su nariz, a raíz de lo cual ésta fue y sigue siendo objeto de crueles comentarios por parte de extraños, quienes incluso le han dicho a su madre, Amy Poole, que no debería haber nacido. En un inicio, éstos devastaron por completo a la joven madre de 22 años, sin embargo con el paso del tiempo ha aprendido a lidiar con ellos y a retomar la fuerza que necesita para inculcarle a su hijo que, sin importar lo que otros digan, es perfecto.

Amy Poole

Amy Poole

Amy Poole

Amy Poole

 

En la resonancia que se le practicó a las 20 semanas de gestación, Poole fue advertida por la extraña condición con la que venía su hijo. Los médicos le explicaron que la protuberancia en su nariz correspondía a un defecto que hace que el cerebro crezca a través de un agujero en el cráneo, creando un saco protuberante en otra parte del cuerpo, en este caso la nariz.

“Para mí, Ollie es perfecto. Es mi pequeño Pinocho de la vida real y no podría estar más orgulloso de él”.

Tras el nacimiento, el pequeño debió ser sometido a una cirugía de urgencia, en la cual le retiraron el líquido cerebral que yacía al interior de su nariz y para abrir su conducto nasal y así, permitir que él respirara de forma normal.

“Tenía tanto miedo de permitir que Ollie se sometiera a una cirugía tan importante. Era tan frágil y no podía soportar la idea de perderlo. Los médicos me explicaron que corría el riesgo de contraer una infección o incluso meningitis si se tropezaba y se golpeaba la nariz, así que acepté la cirugía”.

Amy Poole

Amy Poole

Amy Poole

Poole relata que fue el mismo Ollie quien la ayudó a superar la cirugía. Su alegría le permitió salir adelante y superar los incesantes obstáculos que se han presentado en el último tiempo. Hoy, Ollie tiene 21 meses de edad y es un niño feliz, quien ama jugar con su hermana de cuatro años.

“Creo que es absolutamente perfecto tal como es. No hay nada de malo en ser diferente. Ollie es un niño único, inteligente y divertido. Él me sorprende cada día. Es mi pequeño y especial Pinocho, y nunca dejaré de amarlo”.

Deja tu comentario abajo.

Compartir con tu Familia y Amigos!

Califícalo




Qué Opinas?